sábado, 4 de julio de 2015

Ni contigo, ni sin ti


Y quiero hablarte pero no puedo,
Porque ya me canse de repetir una y otra vez
Lo mismo....
Porque para estar sola contigo,
Prefiero estar sola sin ti.
Y quiero olvidarte y no me dejas,
Porque tu mirada me busca y yo me dejo
Encontrar....
Y me haces daño y aun así vuelvo a lo mismo.
Y es que no quiero estar sin ti.
Y no puedo estar contigo.

domingo, 8 de febrero de 2015

Te espero en mis sueños


Te extraño.
Extraño tus besos y caricias, los mordiscos que me dejan sin aliento, esos ojos grandes, oscuros, inquisidores de mis pensamientos.
Extraño el tacto de tu piel, saborearte centímetro a centímetro, esa lengua que eriza mis senos, tus dedos recorriendo mi cuerpo.

Te deseo.
Deseo tu voz ronca, que arranca suspiros y a veces secretos, confesiones en la madrugada, siempre de tus mentiras y mis anhelos.
Deseo sentirte dentro, llenando mi cuerpo con tu cuerpo, removiendo mi alma en cada movimiento, calentando mi corazón con el dulce vaivén de tus besos.

Te quiero.
Te quiero mio y conmigo, compartir futuro y sueños, cambiar tu risa por mis juegos.
Te quiero siempre a mi lado, dormirme en tu abrazo y despertar enlazados.

Si existieras..... Y no tardas, yo te espero.


miércoles, 4 de febrero de 2015

Fin

Yo
te dije te quiero
te ofrecí mi corazón.
Tu
jugaste con él
desilusión tras desilusión.
El
hoy mi corazón está roto
ya no te quiero.
Fin.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

CORAZÓN CORAZA














Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

MARIO BENEDETTI

miércoles, 2 de julio de 2014

Puertas


Cuando te conocí, tenía demasiadas puertas abiertas. 
Vine a esta ciudad para cambiar cosas en mi vida que no terminaban de dejarme volar, para cerrar puertas que chirriaban pero que yo misma me resistía a cerrar. También quería tener mi año sabático después de tanta locura y los problemas de los últimos años, aunque aun quedaran más problemas por resolver. Quería distancia, quería tiempo para mi, para escucharme y vivir todo lo que esos cuatro años no me había permitido vivir. 
Apareciste tu y desde el minuto uno, sentí que eras el tipo de persona que quería en mi vida. Pero la realidad se impuso. No estabas en tu mejor momento y tenias mucha negatividad. No era mi momento, todavía quería vivir, todavía quería volar, todavía había puertas que cerrar. Y sin pensar, cerré la puerta que tu querías abrir.
En los últimos meses, he ido cerrando algunas de aquellas puertas y he ido abriendo ventanas nuevas, esperando encontrar la ilusión al otro lado, y al no obtenerla, por si mismas también se han cerrado. 
Viví lo que quería, tuve el tiempo que quería pero seguía sin encontrar esa ilusión, no veía lo que buscaba.
Y de repente, sin pensarlo ni planearlo, hablando contigo después de cenar, la puerta se abrió de golpe, dándome en toda la cara. Y lo vi....
Estos días he estado pensando, recordando las ultimas veces que hemos quedado, y me he dado cuenta que las horas se hacían minutos, que estaba tan a gusto que no quería marcharme.
Ahora se que todo lo que quiero, lo tienes tu. Que con quien quiero compartir es contigo, y que en realidad me da igual quedarme o marcharme, que lo que me importa es que tu estés en mi vida. 
Lo que quiero eres tu.
Por eso... desearía tener la oportunidad de volver a empezar de cero, sólo contigo. Me gustaría que seas tu quien vuelva a abrir esa puerta, la que se cerro por no ser el momento....  
Solo tienes que querer girar el pomo.


lunes, 20 de enero de 2014

Sueños vacíos


Hoy he vuelto a despertarme
soñando contigo.
La textura de tus labios,
el roce inconfundible de tu lengua
en mi boca,
han vuelto a despertar en mi
las sensaciones que creía dormidas,
relegadas al olvido efímero
tras el desdén sufrido.
Todavía imaginar tu sonrisa...
provoca el disparate en mis sentidos.
Vuelvo a ti como la brisa
vuelve a acariciar mi mejilla
aun sin saber si tu mirada
se perderá otra vez en la mía.
Sólo me quedan los sueños,
el deseo escondido en mi vientre
que resurge con cada beso
robado a la noche.
Un quejido escapa entre suspiros
No sé si te tengo o te he tenido...
O sólo son mis sueños vacíos.

(Originalmente públicado el 04/01/2009)


lunes, 30 de diciembre de 2013

Cuento de Navidad



Erase una vez un deseo...

Que comienza con mi excitación por la novedad de tu cuerpo en mi cuerpo, la agitación del descubrimiento de tu polla grande y dura que me llega tan dentro.

Me enciendo con esa inteligencia tuya de las cosas de la vida y lo que me pone tu punto de chulería y tu porte de chico malo, a veces peligroso incluso. 

Ardo cuando me cuentas que tu propósito de año nuevo es hacer que me corra solo con tu lengua, porque te explico que nunca nadie lo ha conseguido, y tus ojos brillan ante un nuevo reto.

Me encanta cuando descubro tu ternura al pedirme que no me encariñe demasiado contigo, por tu realidad de hombre casado que no puede ofrecerme más que unos cuantos encuentros furtivos, no porque tengas miedo de que te llegue a molestar si eso ocurre, si no porque sufrirías al saber que sufro, y no soportarías verme llorar por ti si me enamoro.

Y yo te digo, no tengas miedo....

No tengas miedo porque eres hombre y al deseo que siento ahora de follar contigo lo superaran las decepciones que produce cualquier hombre. 

Llegará la noche en que desaparezcas de repente sin despedirte y quedaré esperando sin saber que es lo que ha ocurrido. 

Y la mañana que otra se cruce en tu camino, y aunque creas que no te veo, tendré el saber de quien comparte el mismo espacio y entorno, y mi orgullo se sentirá herido de ver que en ese instante no soy la mejor opción, a pesar de no querer ser tu única opción.

Llegará el día que prefieras una borrachera con los amigos a echar un polvo que tienes en otro momento seguro conmigo.

No tenemos un compromiso y no quiero una explicación. Ni siquiera la necesito porque la novedad dará paso al conocimiento de tu cuerpo y tus sentidos, evaporando mi primera excitación.

Las decepciones extinguirán mi deseo de sentir placer contigo y dejaré de llamarte para calmar la sed de mi cuerpo.

Sé que nos quedará el cariño especial de los que han compartido piel y el roce de su aliento. Y nos seguiremos viendo.... Seguramente más de una vez hablemos. Quizá más de dos veces bailemos...

Y del recuerdo de una hermosa historia nos quedará este bonito cuento.